Solterona Mexicana 

600x485x2

“Sólo el amor más profundo me persuadirá a casarme, por lo que acabaré solterona”

Orgullo y Prejuicio

Todos tenemos una tía, una vecina o conocida así, aquella que creció en la era de las telenovelas, los domingos de misa; y que por ser la menor o la única mujer de la familia estaba condenada a cuidar de su madre cuando fuese mayor… (Como Agua para Chocolate)

O bien, aquella que tuvo decenas de pretendientes, muy guapa en su juventud que por desgracia se enamoró de aquel joven mal visto por la familia a quien juro “amor eterno” y prefirió quedarse a “vestir santos” como quien dice, que casarse con alguien que no amaba.

Por eso, como buenos mexicanos es que caricaturizamos a estas mujeres, sin saber en el fondo sus razones. 

Crecí viendo a mi vecina ´Blanquita´ cuidando de su madre, y fue hasta su muerte que donde ´Blanquita´ pudo realmente hacer lo que quería de su vida, ó a ´Mary´ la vendedora de “Avon” que un día reconoció “tuve muchos pretendientes pero a todos les encontré defectos”.

Mujeres ya rondando los sesenta años pero que admiro enormemente; porque crecieron en una época en que toda la sociedad las señaló, “pobrecita” decían las vecinas al verlas pasar por la calle. Sola, sin hijos…. Pero si observabas bien, preferían esa soledad a una mala compañía. ¡Basta! de frases como:

– Que será de ella(s) sin hijos que la cuiden, sin familiares cercanos. ¡Que triste será su vida! –

¿Triste? ¿Acaso los hijos te aseguran la felicidad?, ellas son mujeres valientes, decididas, que portan orgullosas su libertad. Además actualmente la mentalidad va cambiando. Es cierto, hay quienes te ven como una desilusionada de la vida por decidir estar sola. Pero prefiero ser la dueña de cada una de mis decisiones. Claro, mis padres no se cansan en decir que algún día les daré hermosos nietos. De lo otro (una vida en pareja), ya no están tan seguros. No del todo, en parte me criaron así, anteponiendo  mi educación, mis metas profesionales y dejando los asuntos familiares de lado. Sumado a mi fascinación por vivir sola e independiente, eso soy una Solterona del Siglo XXI. “Neosoltera” como quien dice.

Seré la solterona de uno de los lugares más conservadores de México, y cuando visité a mis padres portare orgullosa ese adjetivo que pretendo transformar de descalificativo a ordinario. Lo espero ,y sobre eso trabajo a diario. Espero el día cuando reconozcan que soy una soltera feliz, no una solterona amargada, como me auguran las amigas de mi madre y las vecinas chismosas de la cuadra. Porque decir que algún día me libraré de etiquetas sociales, esa si que es una tarea más complicada. Por algo se empieza…

https://www.youtube.com/watch?v=XA7_mn1OGRg

La lupita- Paté de fuá

capc02

Advertisements